Caput Draconis en ‘Harry Potter: The Exhibition’

por | Nov 25, 2017 | Universo Harry Potter | 0 Comentarios

¡ALERTA PERMANENTE! Este artículo puedo contener y contiene SPOILERS.

 

Harry Potter: The Exhibition’ lleva girando por todo el mundo desde hace demasiados, excesivos, miles de años atrás por lugares como Asia, América, Australia… y diréis, ¿para cuándo España? ¡Pues ya! ¡Por fin! El sábado 18 de noviembre abrió sus puertas de manera
oficial en el IFEMA (Madrid) y nosotros estuvimos allí para verlo, aunque con algo de trampa, ya que tuvimos la suerte de estar el día previo con la visita especial de James y Oliver Phelps (o
lo que es lo mismo, Gred y Feorge).

Llegamos el viernes tempranito, preparados con nuestras mejores galas campuseras y con el móvil en la mano para poder captar lo necesario del momento (aunque la penumbra del lugar no nos dio mucha opción a ello, la verdad).

Si has estado en The Making Of Harry Potter, en Londres, os vendrá a la memoria ipso facto, ya que el acceso se asemeja bastante a la que tienen allí montado. Es algo más sobrio, pero tiene detalles como el Ford Anglia Volador o la interminable cola de gente que espera a entrar, que sin duda te transportará a Watford.

Sala-Quidditch-Harry-Potter-The-Exhibition

¡Ah! Dato de interés, tenéis allí un ropero maravilloso por 1€ donde podréis dejar vuestras ropas muggles si tenéis intención de ir mostrando galas mágicas dentro.

Una vez paséis las puertas ya estaréis de lleno en la exposición. Os recibirá una chica vestida con túnica negra, una Minerva McGonagall en prácticas, ya que su labor es colocar el Sombrero Seleccionador a 2 o 3 voluntarios para mandarlos derechitos a sus casas.

Seguidamente accederemos a una sala oscura, donde veremos una serie de imágenes de las películas de Harry Potter en 8 pantallas y, estas mismas, nos ayudarán a conectar enseguida con el próximo espacio, una réplica exacta de la locomotora del Expreso de Hogwarts.

El recorrido finaliza en una tienda, como todo buen museo/exposición, donde podéis comprar artículos tales como varitas, lechuzas, túnicas, corbatas, bufandas, ranas de chocolate y alguna cosilla más. No es muy completa que digamos, y una vez más, si la comparamos con Londres, tengo que decir que no está para nada a la altura de las expectativas que yo tenía. La variedad es nula y lo que tiene no es tan exclusivo como uno podría pensar. Pero oye, mejor para el bolsillo, ¿no?

Mi opinión, habiendo estado previamente en la exposición de Londres, es que creo que merece la pena visitar la de Madrid. Es un aperitivo muy goloso par quien no haya estado y para los que sí han estado, os diré que existen bastantes cosas que no se encuentran en la capital inglesa, ¡cosas muy chulas! ¿No os pica la curiosidad? Si vivís en Madrid o alrededores es un viaje obligado, si os pilla más lejos entonces ya tenéis excusa para hacer una visita a vuestros amigos de la capital que os acogerán amablemente para ir después a disfrutar de ‘Harry Potter: The Exhibition’. ¡Tenéis hasta el 2 de abril!

Encontraréis toda la información necesaria, como los precios, aquí.

Travesura realizada.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas